Ante la injusticia, un frente común

0
1076
Bianca Valencia 
Hacia el año 400 a. C, el célebre filósofo Platón narraba en sus “Diálogos” la apología de Sócrates, donde describe cómo éste se defendió, ante el tribunal de los atenienses, de la acusación por no creer en ningún dios y de corromper a los jóvenes con su particular retórica. En tal diálogo entre Sócrates y su discípulo se dice lo siguiente:
Sócrates.- El mayor de los males es cometer injusticias.
Polo.- ¿Es este mal el más grande? Sufrir una injusticia ¿no es mucho mayor?
Sócrates.- De ninguna manera
Polo.- ¿Querrías más ser víctima de una injusticia que hacerla?
Sócrates.- Yo no querría ni lo uno ni lo otro. Pero si fuera absolutamente preciso cometer una injusticia o sufrirla, preferiría sufrirla a cometerla.
Históricamente, la honorabilidad y el sentido de justicia han existido; sin embargo, hablar de dicho tema en la actualidad es un mero discurso echado a saco roto si de la famosa Cuarta Transformación hablamos. Debido a sus desatinadas políticas, el licenciado Andrés Manuel López Obrador se ha convertido en un tipo sin honor; hacer un llamado a la definición de estar a favor o en contra de sus políticas es un acto deshonroso, injusto y simplista. Recordemos que el actual titular del Ejecutivo tuvo un éxito rotundo en las elecciones debido a que sus promesas de campaña parecían esperanzadoras para nuestro país, pero ahora sus políticas no han hecho más que ahondar las injusticias. En el sector Salud, por ejemplo, ha quedado claro que las vidas de los mexicanos no son una prioridad; la pandemia sigue en crecimiento, no existe un aplanamiento de la curva de contagios como ridículamente se señaló en esta semana, por el contrario, los contagios siguen a la alza, por lo que hemos batido record de mil muertes en veinticuatro horas. Mientras México literalmente se desangra por covid-19 y por la violencia desatada, la 4T no hace más que otorgar dádivas e inaugurar obras que representan una burla para los mexicanos.
Pues bien, esta y otras desafortunadas decisiones del gobierno han hundido al país en una crisis económica que representa un peligro para los mexicanos: no hay empleo, no hay salud, no hay comida, hay descontento social, desigualdad y vacío de poder. Lamentablemente, no hay una verdadera oposición que contrarreste los horrores de la 4T, pensar en que un partido político de los ya conocidos pueda regresar al poder es un error, pues esto no conllevará sino ahondar la situación de los mexicanos; no podemos salvarnos de algo malo para caer en algo peor, es necesario que los mexicanos generen y se organicen en un nuevo frente democrático que quite del poder a los actuales líderes de Morena. En este sentido, afirmo que el Movimiento Antorchista Nacional es la única organización que por años se ha dedicado a generar mejores condiciones de vida a lo largo y ancho del país; por ello, desde tiempos de campaña, AMLO lanzó contra nosotros una campaña de desprestigio, hemos sido víctimas de injusticias como la fabricación de expedientes delictivos en contra de nuestros líderes, agresiones verbales y físicas por órdenes de líderes morenistas, así como represiones en el ejercicio de nuestro derecho a manifestarnos.
No obstante, como bien dijo Sócrates, preferimos ser víctimas de injusticias a ser sus ejecutores como lo es la actual administración, que traiciona y lacera al pueblo que lo llevó al poder. Pero no por ello nos quedaremos con los brazos cruzados esperando garrotazo tras garrotazo; seguiremos dando la lucha junto a los más pobres de México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here