Palabras Claras

* Ebrard prende "focos rojos" en Morena. * Abre "boquete". Sheinbaum rechaza y Mario Delgado calla "como momia"

0
226

Silvano Bautista I. / InterfaxPrensa

El «carnal Marcelo» pareciera ha abierto un boquete en Morena. Sus declaraciones pegaron y calaron hondo en el proceso interno del partido oficial.
La dirigencia nacional de Morena pareciera estar dando los argumentos suficientes para que un determinado momento Marcelo Ebrard pudiera ser el punto de quiebre del proceso interno del partido oficial, cuyo proceso entra en su punto más álgido, que es el de las encuestas.

Sus declaraciones hechas han dado pie a una serie de vaticinios y especulaciones las cuales apuntan a un resquebrajamiento dentro de las filas de Morena y que podría suponer un cisma en este partido dentro de su proceso interno.
Diversos medios de la capital del país pareciera le han dado la razón al ex jefe de gobierno de la CDMX y en sus portadas le dan a este sus «ocho columnas» destacando su declaración de ese miércoles.

Ebrard declara la guerra. Sheinbaum calla. Delgado manotea, señala uno de tantos.

El dispendio multimillonario de recursos a través de las pintas de bardas, espectaculares,
que han inundado prácticamente todo el país por parte de Claudia gemba y Adán augusto, además de los mítines masivos con mas de cinco mil personas,
pareciera ser el punto de lanza y argumento principal de Marcelo Ebrard para alzar la voz de lo qie considera una contienda dispareja.

En lo que para muchos se interpreta como una violación a las reglas del juego, Ebrard rompe el silencio y acusa una cargada oficial a favor de Claudia Sheinbaum, a través de la Secretaría del Bienestar. «Porque nunca habíamos visto tanto acarreo como el que estamos viendo ahorita, no habíamos visto tanto pago de encuestas falsas como ahorita, no habla visto una campaña negra, incluso contra mi familia. Están usando a las brigadas de la Secretaría del Bienestar para decirle a la gente, que el presidente quiere que sea Claudia. Están haciendo un acarreo monumental, declaro el pasado miércoles el ex canciller.

Para muchos la razón le asiste a Marcelo Ebrard. Y es que si algo queda claro, es el dispendio multimillonario de recursos con que se han conducido los dos candidatos antes mencionados. La pregunta es, quién paga las bardas y espectaculares en todo el país, quién financia los recursos para movilizar a miles de personas en las concentraciones de ambos candidatos en todo el país.

Estas y otras preguntas no han tenido ninguna respuesta por parte de la dirigencia nacional de Morena que encabeza Mario Delgado, quien lejos de contribuir a generar un clima de certeza y certidumbre del proceso interno, está creando un caldo de cultivo que determinado momento vaya a enturbiar este proceso interno que lejos de garantizar tranquilidad, termine con un escenario adverso.

Mucho se ha señalado que Morena es una nueva versión del PRI, pues la forma en que el partido oficial conduce este proceso interno para definir su candidato presidencial, parecer a dar la razón a quienes la han criticado y demuestra que no sólo se parece al viejo PRI, sino que ha superado con mucho lo que antes criticaban.

Si bien no hay certeza de que Maarcelo Ebrard vaya a renunciar a las filas de Morena, sus declaraciones han generado diversos escenarios en el panorama nacional pues muchos lo ubican en la boleta electoral del 2024 con algún otro instituto político que sin duda alguna estaría dispuesto a reclutarlo en sus filas para dar la batalla en el 2025.

Para muchos es un político centrado, con la preparación y el perfil suficiente para ocupar la Presidencia de la República, Con mayores tablas que sus adversarios y que en determinado momento podría cortar el cordón umbilical de la figura presidencial, aspecto que muchos ven difícil que lo hicieran Claudia Sheinbaum y Adán Augusto López.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here